Diferencias entre la cloración salina y el cloro tradicional

Escrito por sal 09-07-2014 en Piscinas. Comentarios (0)

Tradicionalmente se ha venido usando el cloro junto con otros elementos químicos para la limpieza, desinfección y mantenimiento de las piscinas. Sin embargo, desde hace algunos años (muy pocos en España, más de 30 en otros como Australia o EE.UU) viene pisando con fuerza en el sector el tratamiento de piscinas mediante cloracion salina, un sistema que se basa en una reacción llamada electrólisis y que solo necesita de sal y la instalación de un sencillo sistema de cloración.

Para los que aún no sepáis lo que es la cloración salina, ¿cuáles son las principales diferencias entre el tradicional tratamiento con cloro y este innovador sistema de cloración a través de la electrólisis?

·  El tratamiento de piscinas mediante cloro y agentes químicos puede provocar irritación de la piel y de los ojos. En cambio, la cloración salina no solo no es perjudicial para la salud, sino que ayuda a mantener la piel tersa, el cabello fuerte y a evitar irritaciones en los ojos.

·  La cloración salina da como resultado un agua inodora. Sin embargo, las piscinas tratadas mediante cloro pueden llegar a tener ese olor tan desagradable que la mayoría de nosotros ya conocemos.

·  El tratamiento mediante cloración salina no necesita de un mantenimiento continuo (sí en lo que se refiere a los valores del Ph). Mediante un sistema denominado electrólisis, la sal se convierte en cloruro sódico y posteriormente vuelve a transformarse en sal, dando como resultado un proceso circular que se retroalimenta constantemente. Por lo tanto, a la larga termina por ser un sistema más cómodo y económico.

·  El tratamiento de piscinas a través de la cloración salina es un proceso totalmente natural, lo cual no exime de utilizar otros productos como antialgas.

·  El cloro usado normalmente en las piscinas no acaba con toda la suciedad y bacterias de la piscina. De hecho, los productos químicos que se usan junto con el cloro se suelen depositar en los fondos, desagües u otros elementos de la piscina. La cloración salina no solo elimina totalmente las bacterias y renueva por completo el agua, sino que además elimina la suciedad provocada por el uso de agentes químicos con anterioridad.

Las diferencias entre la cloración salina y el tratamiento tradicional mediante cloro son evidentes a favor de la cloración salina. Quizá es cierto que requiere de una inversión inicial algo más elevada pero lo compensa con creces a medio plazo.